Locus Amoenus.

Madrid, 15-18 nov. 2018.



Exposición colectiva.
Casabanchel (C/ Santiago Estévez 26, Madrid)
Comisariado por: Teresa Fernández-Pello y Claudia Paredes





Mujer, Objeto es una exposición colectiva que reúne el trabajo de 17 mujeres emergentes en los campos del diseño, la arquitectura y las artes plásticas de ámbito nacional, con prácticas diversas en torno a la creación de objetos.



Constituye un ejercicio de curiosidad, y una ocasión para especular sobre el significado y límites de los dos conceptos que articulan la muestra, mujer y objeto, tratando de generar debate a través de su asociación y enfrentamiento.

Nos interesan cuestiones como la visibilidad de la mujer en el ámbito de las artes y la creación contemporáneas, frente a la escasez de su presencia histórica en los mismos. ¿Es diferente crear siendo hombre o mujer?, ¿existen preocupaciones latentes, procesos, disciplinas o estéticas comunes / relativas al género? Pensamos que la reflexión más abstracta en torno al objeto, su origen, límite y funciones, puede servir para aportar nuevos enfoques a la cuestión.




Entendiendo el objeto como un proceso de conceptualización, toda “etiqueta” se convierte en una objetificación de la realidad; el género puede entonces también ser visto como un objeto construido o en construcción. De igual manera, las piezas que presentamos nosotras, además de ejercicios muy interesantes a nivel material, formal y estético, pueden ser estudiados también como reflejos de la realidad social y cultural, que subyace y estimula su mismo desarrollo.



IG: @mujer,objeto
e-mail: expo.mujerobjeto@gmail.com



-----



Locus Amoenus


Un espacio propio, de intimidad. Un lugar-objeto idílico, movido por el imaginario femenino, como reflejo del alma de quienes lo contemplan. Un santuario dónde la mujer puede sentarse con las cosas en si mismas, siendo ella misma.



“Me hallaba yo, pues (llamadme M…) sentada a orillas de un río, hará cosa de una o dos semanas, un bello día de octubre, perdida en mis pensamientos. (…) A derecha e izquierda, unos arbustos de no sé qué, dorados y carmesíes, ardían en color, hasta parecían despedir el calor del fuego.” Habitación Propia, Virginia Woolf.







Photos © Geray Mena