Still Life I.

Madrid, 14 febrero-14 marzo 2019. Madrid Desing Festival



Para la exposción colectiva: Functional Art.

Galería Seismasuno (C/ Campoamor 3, Madrid)
Comisariado por: Andrés Izquierdo





‘¿Podemos inmortalizar la belleza de una flor eternamente? Podemos sacar un elemento natural de su contexto para re-contextualizarlo en otro lugar y darle otra función?

Esta pieza emerge de un trabajo de investigación a raíz de la combinación de algunos materiales ordinarios y otros esotéricos con el fin de explorar sus límites.
Formas y elementos naturales / errores y producción random /emociones y sentimientos se entremezclan para conservar e inmortalizar la naturaleza y su belleza.

‘Still life’ es una serie que surge de trabajar las flores y su simbología como objeto estético y como órgano reminiscente de lo femenino. Como símbolo de la virginidad, el amor, la fuerza y la pureza de la mente. Pero a la vez, como expresión del dolor, el sufrimiento y la tristeza, continuamente en diálogo con su símbolismo opuesto (y de aquí su nueva función): la emisión de luz.’





´Existe una fuerte relación entre la industrialización y distribución masiva de los objetos domésticos y la creciente pérdida de personalidad a la que están sometidos. En ellos admiramos propiedades que nada tienen que ver con la percepción y uso del objeto en cuestión, como la capacidad logística, la eficiencia en sus procesos de producción o la elevada facturación que proporcionan a sus distribuidores. Sin embargo tratar de generar lecturas sobre los aspectos intrínsecos de estos objetos se antoja imposible puesto que jamás ha figurado entre las intenciones de sus creadores. Dichos objetos albergan todo aquello que no quiero en mi vida. Podrá ser fea o bonita, dura, incómoda, divertida, inusual o grotesca pero por favor, dios me libre de la insoportable insipidez.
En cambio hay quienes piensan que hemos perdido el foco y que la prioridad a la hora de diseñar un objeto debe ser ante todo cuestionar. Cuestionar los valores estéticos en el ámbito doméstico, los límites entre disciplinas y sus etiquetas. Estirar el significado del mueble enquistado en nuestro imaginario. Alterar y descontextualizar el espacio en el que habitan. Reflejar aspectos sociales, fisiológicos o emocionales de nuestra identidad.
En definitiva, y afortunadamente, lo que creadores como Anais Borie, Atelier Wanc, Carlos Fernández-Pello, Elissa Lacoste, FOD, Joel Blanco, Lucas Maassen, Marlène Huissoud, Marta Armengol, Mateo Maté, Max Enrich, Sander Wassink, Studio La Cube, Tellurico y Thomas Ballouhey pretenden a través de los muebles que diseñan es transformar a sus usuarios día a día, año a año, desde el lugar más íntimo y personal del ser humano: la casa.´


Texto de Andrés Izquierdo para la expocición Functional Art.








Photo © Laura San Segundo